07 junio 2006

ENTRA

Quédate a vivir en mi cuello, que es olor a café recién colao cuando tú llegas y estación de trenes desierta cuando te vas...

Instálate en mis oídos, que son feria y multitud con tus palabras, y sala de espera de hospital con tu silencio...

Duérmete en mi pecho, que es mar azul y libre cuando reposas, y tierra árida sin tu peso...

Proyéctate en mis ojos, que son lago cristalino cuando los miras, y espejo roto sin tu imagen...

Adhiérete a mis labios, que son suaves e intensos cuando te sienten, y flor marchita si no presienten tu lengua...

Entra por siempre en mi cuerpo, que es hogar, fuego, azul y luna contigo dentro...y un amasijo de piel y huesos cuando no estás...

3 comentarios:

  1. psicomollejita7:42 p.m.

    SIN Pistas


    Si me dijeras que te gusta el amarillo,
    dirigiría un desfile de girasoles
    con la mirada firme hacia el amanecer,
    haría llover jugo de parchita al mediodía
    sobre alfombras de araguaneyes
    y brillar los bordes neón al anochecer
    de rivalidad con la luna envejecida.


    Si me dijeras que te agrada el agua
    arrastraría el Salto de la Llovizna
    al Coquivacoa para que lo aclarara un poco,
    mientras millones de camiones cisternas
    se derramarían al Caribe hasta endulzarlo…


    Si sospechara que tienes nostalgias de tiempo
    lanzaría una soga al Sol para frenarlo
    cambiaría el sentido del girar del planeta,
    y robaría las baterías de todos los relojes,
    causando un Y2K constante
    y desconfigurando hasta las tarjeticas de los calendarios…


    Si comprobara que extrañas el terruño
    traería de regreso a Astolfo a la Calle Soledad
    a que cantara junto a Luis “El Perro”, animados por repiques de alegría
    pondría balcones amplios a tus ventanas, llenos de color intenso
    y un banquete de patacones con cepillados reanimaría tu jornada
    que, atiborrada de lucecitas de navidad, reposaría finalmente en un chinchorro wayuu
    envuelta en la bruma que resplandece, mientras se desprende el aroma del arcano.


    Si tuviera alguna señal de lo que aspiras y fantaseas
    convocaría galaxias enteras para hacer posibles tus antojos,
    complacería tus ideas frívolas y banales
    me adelantaría a tus peticiones, acertando en todos los regalos
    encajando en las imágenes de tu ocio
    atinando en todas las palabras
    apuntando a todos tus rincones
    figurando en el centro de la diana
    convirtiéndome básicamente en lo que te provoca.

    ResponderEliminar
  2. El comentario anterior era para este....

    ResponderEliminar
  3. psicomollejita...me dejaste el corazón como un guarapo de papelón con limón...gracias!!!

    ResponderEliminar